Sábado
18
Septiembre
Occidentes

Quedará emplazada en Lisboa el viernes. En el acto hablará el Nobel José Saramago.

Una escultura reúne a Borges con sus ancestros portugueses


Nada o muy poco sé de mis mayores/portugueses, los Borges: vaga gente/Que prosigue en mi carne, oscuramente". Así comienza el poema Los Borges, que el más grande escritor argentino dedicó a sus antepasados paternos. El viernes 12 en un parque de Lisboa frente a la embajada argentina, el premio Nobel de Literatura José Saramago hablará en la inauguración de una monumental escultura de granito que tiene completa en la parte de atrás, en castellano y portugués, esa poesía dedicada a los ancestros en la que también se puede leer: "Son Portugal, son la famosa gente/Que forzó las murallas del Oriente".

Realizada y donada por el maestro Federico Brook, un gran escultor argentino radicado en Italia hace medio siglo, la obra que imaginó este artista "propone un gran monolito geométrico en granito que emerge de la tierra hacia el alto, la luz y la ligereza". En la cavidad piramidal está encastrada la mismísima mano de Borges.

En su estudio del barrio de Trastevere en Roma, Brook mostró fotografías "del calco de la mano prolífica del escritor, que le hicimos aquí en 1985". Vetrificada para afrontar el castigo atmosférico y del tiempo, bañada en oro, la mano en tamaño natural "es la expresión del pensamiento de Borges" y sostiene una pequeña nube que es un símbolo recurrente en las obras de Brook, que ha sido cinco veces comisario de la Bienal de Venecia. Federico hizo la nube en mármol blanco que contrasta con el granito oscuro y contó a Clarín que el símbolo presente en sus obras "es la esencia y el espíritu del hombre". "La nube es cambiante, no la podés enjaular ni aferrar. No hay dos nubes iguales, comentaba Borges cuando visitó mi estudio e hicimos el calco".

Según recuerda Brook, para Borges las nubes eran "la arquitectura del azar, el elemento natural que quizas más que ninguno se puede comparar con su literatura". Tanto le gustó a Borges la presencia de las nubes en la temática de Brook que le mandó dedicado un texto que tituló: Nubes y que imaginó en Buenos Aires a fines de noviembre de 1985, algunos meses antes de su muerte.

"Por el aire andan plácidas montañas o cordilleras trágicas de sombra que oscurecen el día. Se las nombra nubes. Las formas suelen ser extrañas", comienza el texto, que concluye: "¿Que son las nubes? ¿Una arquitectura del azar? Quizás Dios las necesita para la ejecución de su infinita obra y son hilos de la trama oscura. Quizá la nube sea no menos vana que el hombre que la mira en la mañana".

La idea original de la escultura fue de la viuda de Borges, María Kodama, que financió la fundición del calco de la mano de su marido y que estará presente en la inauguración. No fueron menores los esfuerzos aportados por Mero Quantin Gracia, de la Casa de América Latina, nuestro embajador Jorge Faurie y el alcalde de Lisboa, para que la escultura llegue al barrio Arco do Cego.

Por Julio Algañaraz

Fuente: Clarín

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
Fantasmas Voraces,de Eugenia García
La historia se centra en Arsenio un político corrupto que por un lapso de tiempo vuelve al pueblo dónde pasaba sus veranos con su tía Therese. Un thriller político e intimista.
Publican en español cuentos inéditos de Marcel Proust
Ocho cuentos inéditos de Marcel Proust escritos cuando el autor de En busca del tiempo perdido tenía 22 años serán publicados por la Editorial Lumen
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2021 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web