Viernes
17
Septiembre
Occidentes

Prologados por Josefina Delgado, nos ofrecen 12 esbozos biográficos de mujeres marcadas por su excepcionalidad.

Tres cuadernos dedicados a mujeres célebres


La más honesta y lúcida de las posiciones feministas la leí de Marguerite Yourcenar. Al negarse a prologar un libro con textos de escritoras comentó que no quería contribuir en nada a volver a una época en que las mujeres estaban aparte. A ese espíritu se acogen tres cuadernos dedicados a mujeres célebres del siglo XX, editados por Lectorum bajo los títulos de Las ambiciosas, Las desafiantes y Las trangresoras.

Prologados por Josefina Delgado, nos ofrecen 12 esbozos biográficos de mujeres marcadas por su excepcionalidad. Las ambiciosas, escrito por Beatriz Actis, retrata las vidas de María Callas, Isadora Duncan, Leni Riefenstahl y Jacqueline Kennedy. Como es obvio, en las primeras tres la ambición es una exigencia del talento. En Kennedy, se trata más bien de un talento social desarrollado como compensación a características psicológicas. Apasiona el capítulo de Riefenstahl, sobre todo, por su inagotable capacidad de supervivencia en medio de las peores circunstancias.

Las desafiantes, de Mónica Berenstein, son Katherine Mansfield, Dolores Ibárruri, Anna Ajmátova y Margaret Mead. Parece un chiste del destino que Ibárruri, una de las líderes comunistas occidentales más recalcitrantes y retrógradas, comparta cartelera con Ajmátova, la exquisita poetisa que salvó a la lengua rusa de la degradación estalinista. Aún así, Ibárruri y Ajmátova sirven de contrapunto para ilustrar el rango de las actitudes de las mujeres frente a la idea totalitaria. No deja de divertir que Ibárruri, a sus 20 años, insistiera en casarse por la Iglesia y nunca se divorciara, a pesar de sus muchos amoríos con mujeres y hombres.

En Las transgresoras, Celia Dosio nos presenta a Alfonsina Storni, Anais Nin, Simone de Beauvoir y Chavela Vargas. Storni tuvo la rara grandeza de la soledad; una cualidad infrecuente en las heroínas latinoamericanas. Su poesía, considerablemente subestimada, todavía contiene una de las críticas más profundas y dolidas del apabullante machismo de nuestras tierras. Si en Storni observamos una evolución casi lineal hacia el suicidio, en Nin nos sobrecoge ese desarrollo, a veces monstruoso, hacia una plenitud de vida capaz de arrasar con recónditos tabúes.

Sus diarios tienen un rango tolstoiano, sin igual aún en nuestros días. Constituyen una clase magistral de cómo un escritor puede abordar el adulterio, el lesbianismo y el incesto en un contexto moderno sin perder la elegancia y el imprescindible pulso literario.

"La vida se estira o encoge según nuestro coraje", escribió Nin. La de Beauvoir de la impresión de haber estado impulsada por una providencial afinidad con la sensibilidad del momento.

Icono de las fuerzas progresistas (en sus mejores y peores acepciones), en ocasiones no se consigue separar su trayectoria de la de Jean-Paul Sartre, su principal compañero sentimental durante cuatro fecundas décadas. Inferior a Sartre como pensadora, lo supera con creces en la escritura. Considerando que las ideas de Sartre han envejecido prematuramente, ¿quién sabe si la posteridad lo destine a un segundo plano respecto a Beauvoir? En esta semblanza, se le otorga merecida importancia a las relaciones entre ella y el escritor norteamericano Nelson Algren: un amor que sobrevivió veinte años con apenas seis encuentros.

Los tres libros de la colección merecen figurar en cualquier biblioteca, tanto más si se es joven. En nuestros días los hombres no prestan demasiada atención a los legítimos postulados feministas y muchas mujeres no encuentran en el movimiento feminista una articulación válida para su realidad. Por no hablar de un género de feminismo segregacionista que calcó los instintos de la peor tradición machista, reduciendo al hombre a un mero papel reproductor y capaz de preguntarse sin temor al ridículo si mejor no deberíamos decir "mamá Dios".

Ante las alambradas de la intransigencia de unos y otros, estos doce retratos de mujeres que salieron a fundar una nueva frontera en un siglo de contradicciones mutilantes y horrores
perfectos.

Por Andrés Reynaldo

Fuente: El Nuevo Herald

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
Fantasmas Voraces,de Eugenia García
La historia se centra en Arsenio un político corrupto que por un lapso de tiempo vuelve al pueblo dónde pasaba sus veranos con su tía Therese. Un thriller político e intimista.
Publican en español cuentos inéditos de Marcel Proust
Ocho cuentos inéditos de Marcel Proust escritos cuando el autor de En busca del tiempo perdido tenía 22 años serán publicados por la Editorial Lumen
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte Occidentes Escuchanos
©2010-2021 | occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web