Miércoles
13
Diciembre
Occidentes

México, D.F., 18 de diciembre (apro).- Pese a la importancia del acercamiento de los niños a la literatura como formadora de futuros lectores, ésta padece de apoyos insuficientes para su difusión y de un malentendido, en que se piensa que escribir y crear

Literatura infantil, difícil y subestimada


Así lo define Lorena Crenier, especialista en literatura infantil, quien reconoce que aunque se realizan esfuerzos importantes para el impulso a través de programas como la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, o de colecciones destinadas a niños y jóvenes del Conaculta --destacando también las del Fondo de Cultura Económica, Fonca, etcétera, incluso de los antiguos Rincones de Lectura en las escuelas--, los esfuerzos oficiales alcanzan el objetivo:


“Desafortunadamente, como sucede con toda la cultura, con el tiempo el dinero destinado a la misma ha ido disminuyendo progresivamente en vez de aumentar, lo que se traduce en pocos libros, pocas bibliotecas, pocas investigaciones y casi nula promoción de la lectura, y casi podría afirmar que quienes se dedican tanto a producir como a promover la literatura infantil lo hacen por amor al arte y, sobre todo, por amor a los niños”.


La también excolaboradora del programa “Alas y Raíces a los Niños” de Conaculta, afirma que si los profesionales de la literatura infantil, creadores e investigadores, así como editores, libreros y promotores de la misma recibieran verdaderos apoyos por parte de instituciones culturales, los resultados serían más satisfactorios.


Por su parte Miguel Ángel Tenorio, escritor, narrador, dramaturgo y excoordinador editorial de la Sociedad General de Escritores de México (Sogem), confiesa a Apro sus experiencias respecto de la percepción que se tiene al respecto:


“Durante mucho tiempo se dijo que todo aquel que hacía cosas para niños, siempre por alguna razón a la hora de cobrar le pagaban la mitad que a ‘una obra de verdadera’, la de adultos: digamos, si eran 10 mil pesos para adultos, por lo tanto --y lo decían como si fuera una verdad--, 5 mil. Creo que eso ha ido cambiando poco a poco, aunque no se ha erradicado completamente. En la literatura para niños nos pagan lo que se debe, 10% de lo que se vende, y eso creo que es muy importante, aunque afortunadamente eso está cambiando.”


Tenorio concuerda con Crenier en que los niños no permiten concesiones con un texto que no logre interesarlos, pues hasta pueden “asustarse”. Pero por fortuna existen buenos escritores para niños y jóvenes, así como textos “que si bien no fueron escritos con los más pequeños en mente, pueden ser perfectamente comprendidos y apreciados por éstos, sólo faltaría que los tuvieran a su alcance”.


Por otro lado, argumenta Tenorio que editoriales como Ediciones SM y Editorial Progreso, entre otras, están ahora luchando por abrir campos y creando mejores condiciones de mercado, concluyendo dos cosas: primero, que la tarea de los escritores es escribir textos interesantes y emocionantes que les diga algo; y dos, que las editoriales se encarguen de colocarlos.



Importancia de leer



Los pequeños, sin un interlocutor que los acerque a las fantasías literarias, se predisponen con facilidad al acto de leer, pues ven al libro sólo como material de consulta para tareas escolares; por consecuente enfocan toda su atención al mundo seductor de la televisión, en cuya programación abunda sólo el entretenimiento.



De este punto parte el narrador para señalar el papel de los padres en la iniciación literaria de los chicos:


“La gran ventaja se puede encontrar en las familias, en las casas. A mí mi mamá me leía de niño cuentos antes de dormir; a mi hijo Ángel Daniel también le leemos cuentos. Pero si de casualidad los niños no tienen chance de esto, entonces es importante que alguien se acerque y les lea con mucho entusiasmo para tratar de contagiarlos. Creo que es la clave, que te vean leyendo o contando y sientan que es divertido.”


Apoyando su premisa, Tenorio, productor por igual de programas de radio como televisión de contenido infantil, muestra lúdicamente en sus cuentos del nuevo CD La sonrisa de Benito<(o> --disponible en las librerías Educal-- a un Benito que sonríe y toma decisiones en forma menos adusta que en el original del que los extrajo: Apuntes para mis hijos (1972).


Otros escritores como Carmen Gil-Bonachera (Cádiz-España, 1962), autora de más de 40 textos --cuento, teatro y poesía--, algunos traducidos al inglés, francés, italiano, catalán, portugués y gallego (como Me llamo Cleopatra o Me llamo Teresa de Calcuta), y en su portal en Internet Cosicosas (www.poemitas.com/cosicosas.htm), ejercita otra forma de acercarse a los infantes.


Su página de fácil acceso para el pequeño cibernauta intenta, como ella lo dice, ser un reflejo del panorama editorial de poesía infantil en lengua castellana. Y a pesar de encontrarse en un medio donde los distractores están a la orden del día, recibe diariamente alrededor de 2 mil visitas y va por el medio millón.



--Tomando en cuenta que en el Internet es muy fácil desviar la atención a otros contenidos, ¿cómo compiten en este medio para jalar la atención de los pequeños?



“Con el apoyo de adultos que hacen de mediadores entre el niño y la literatura: padres, maestros, bibliotecarios, animadores... Son éstos los que en muchas ocasiones invitan a los niños a visitar mi página, la recorren con ellos de arriba a abajo, utilizan mis poemas para preparar teatrillos, para celebrar efemérides...


“A diario me escriben madres que han visitado la página con sus hijos, maestros que han recitado mis poemas a sus alumnos, ‘cuentacuentos’ que los han incluido en su espectáculo... Es emocionante comprobar cómo Internet ha puesto alas a mis poemas para que vuelen a todos los rincones del mundo”.


Y reitera, con entusiasmo, haber encontrado en la red un medio fantástico para llegar al público infantil.

Fuente: Proceso.com.mx

Noticias de Literatura
Servicios de Literatura finalizadas
Servicios de Literatura finalizadas
Escuchá Radio De Tango
Novedades de Literatura
El escritor latinoamericano más traducido al mandarín
La tremenda aceptación de los libros de Jorge Luis Borges en China. En total hay 115 libros de argentinos traducidos a ese idioma.
Llega el Festival Internacional de Poesía FILBA 2017
Entre el 22 de septiembre y el 1 de octubre de 2017 el festival reunirá a más de 20 autores internacionales y 100 argentinos y uruguayos, en un centenar de actividades como paneles, entrevistas, diálogos, lecturas y performances.
La radio del norte

Seguinos

Twitter Facebook
Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte EscribirteOccidentesEscuchanos
©2010-2017 | www.occidentes.com.ar | Todos los derechos reservados | Diseño Web